Uncategorized

PASIÓN INTACTA DE GEORGE STEINER; EL LECTOR INFRECUENTE

     Le philosophe lisant obra de Chardin es para Steiner más que un retrato del pintor Avec; un retrato del lector ideal. ¿Pero qué es a fin de cuentas un lector ideal? Steiner nos menciona diversos elementos necesarios para una buena lectura, silencio, memoria, contexto, lenguaje,  retroalimentación, tiempo y espacio; sin embargo dentro del ritmo de vida actual es casi imposible tener todos estos factores a nuestro favor.

Steiner habla del silencio dentro de la sociedad actual como una utopía, nos recuerda como de todos nuestros sentidos es el único que ya no está condicionado a nuestra voluntad sino a la de los demás. El tiempo y el espacio son cada vez menores, somos absorbidos por el trabajo (enemigo del tiempo libre y sobretodo del pensamiento libre), los espacios compartidos nos agobian; cada vez nuestra existencia nos va perteneciendo menos. De la memoria ni hablar, el sólo imaginar una actividad mental que requiera tiempo para darse, suena imposible de concebir.

Dentro de un mundo que va cada vez más rápido y exige resultados inmediatos, pareciera que es una pérdida de tiempo fijar datos no lucrativos en nuestras neuronas; aun sabiendo que todos nos aportan un beneficio; moldean nuestra percepción del mundo y llenan espacios vacíos en nuestras emociones; Steiner propone una reeducación de los sentidos a través del silencio, sin embargo nada más lejos de nuestra actual situación, incluso la adaptación a ésta nueva realidad ya está siendo la pérdida de le philosophe lisant  en su esencia más pura.

Dentro de la lectura Steiner también nos menciona otro elemento fascinante; el tiempo. El nuestro no es el mismo de hace 500 años, ya no se mide en segundos, sino en obligaciones; se vive una carrera sin fin hacia la muerte, no sólo la física sino la intelectual, se gasta el tiempo en una producción incesante con el fin de comprar descanso y supuesta libertad,  una incongruencia irónica, sin percatamos que cada minuto gastado pudo haber sido llenado por una comprensión más profunda de nosotros mismos a través de aquellos titanes del tiempo; los libros.

Steiner nos plantea un momento para recapacitar  y corregir el rumbo, dejar de pisar el acelerador hacia el vacío y marchar a un ritmo más lento y con un destino más completo, habríamos de darle a leer el ensayo al planeta, esperando que realicen une lectura bien faite

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s